Elige ser feliz

Elige ser feliz: palabras mágicas

Ya hemos hablado de como superar las crisis. Pero no todo lo que pasa en la vida son crisis terribles que acabaran con nosotras. La vida esta llena de pequeñas incomodidades, malos ratos e inconvenientes que a veces son muy pequeños pero terminan por arruinarnos el día.
Para comenzar a cambiar nuestra postura frente a la vida, para que nada te arruine el día o tu buen ánimo, es importante reconocer lo que nos molesta y entenderlo.

Cada cosa que pasa en tu vida, que te molesta o te abruma, es un espejo tuyo. Es un aspecto de tu personalidad que no está resuelto y que no te das cuenta, pero al verlo reflejado en alguien más, te molesta.

Te doy un ejemplo: Te carga que tu compañera de trabajo deje todos los días una taza de café sin lavar sobre el escritorio. Pero no te das cuenta que más de una vez tu haz dejado un envoltorio de chocolate al lado del teclado. O te molesta que tu mamá te hable horas y horas de la bonita cortina de baño que acaba de comprar, pero tu llamas de inmediato a tu mejor amiga para contarle la chaqueta que encontraste a precio rebajado en tu tienda favorita, y tu amiga debe escucharte con calma hasta que te desahogas.

Cuando te das cuenta que lo que te molesta es un espejo de ti misma, comienzas a miras las cosas de otra manera, cuando te llama tu mamá, te preparas por que sabrás que estarás al menos 15 minutos escuchando su animado relato, pero ya no te molesta, por que ya sabes que es así y la aceptas, pero además, intentas disminuir esa actitud en tí misma. Ahora cuando lavas tu taza de café aprovechas y lavas la de tu compañera, y un día no te diste ni cuenta y tu amiga botó por tí el envoltorio que dejaste sobre el escritorio. Son pequeños detalles que van cambiando tu realidad y la de tu entorno. Como eres, influye en como son contigo.

Antes me molestaba cuando la gente se complicaba por tonteras o era negativa, hasta que un día me vi a mi misma respondiendo mal a alguna idea o actividad, y comprendí que estaba haciendo lo mismo, de ahí en adelante cambié la actitud y pasaron dos cosas muy curiosas: las actitudes que antes me molestaban me dejaron de molestar, como que ya no les daba importancia, no era consciente de ellas, luego, esas actitudes comenzaron a desaparecer y todo empezó a fluir con una energía distinta.

Aunque debo reconocer que utilicé un truco y es eso lo que les voy a contar ahora.

Si bien es muy importante reconocernos, saber lo que hacemos mal y cambiarlo, también es importante trabajarlo, no solo conscientemente, sino también emocionalmente. Para esto usaremos unas palabras mágicas:

Ho’oponopono

El Ho’oponopono es una técnica de origen Hawaiano, para la resolución de problemas en base a la reconciliación y el perdón. Existen múltiples aplicaciones para esta sencilla técnica y muchas historias en torno a ella, desde la sanación física a la emocional.
Pero esta vez no ahondaré en eso e iremos directo a la acción.
El Ho’oponopono consiste en 4 palabras mágicas :
«Lo siento, perdóname, gracias, te amo«.

Repite estas palabras cada vez que puedas, mientras conduces, caminas, cocinas, o trabajas. Repítelas mentalmente cuando vivas una situación estresante o agobiante. Repítela para ti por que en el fondo aquí te pides disculpas a ti misma por haberte puesto en esta situación, te perdonas por haber cometido los errores que te llevaron a verte en la necesidad de vivir esta experiencia para darte cuenta, te das las gracias por que ya eres consciente y ya puedes superarlo, y te amas profundamente y estas al tanto de eso. No es necesario que lo medites profundamente, solo repítelas, verás que esas cosas que te molestan, que te agobian, comienzan a cambiar, de repente ya no son tan relevantes, de pronto ya no existen y te das cuenta que te sientes mucho más liviana, más tranquila contigo misma y con los demás.

Lo siento, perdóname, gracias, te amo. Repítela cuando alguien se porte mal contigo, no es él/ella, eres tú. Aprende de eso, suéltalo y libérate. Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

~ Elige ser feliz ~

Leave a reply