¿Calzas para ir a trabajar? NOT

Si el retail comprende que la ropa se clasifica por la ocasión de consumo, ¿por qué nosotros no aprovechar ese insight? Las calzas se exhiben dentro de la góndola de ropa deportiva, y es en esa oportunidad donde debemos utilizarla, cuando hacemos deporte.

He visto este último tiempo varios personajes que van a trabajar con calzas, OK… entiendo que son cómodas, se ajustan al cuerpo casi igual como lo hace un jeans, pero la calza no lo es, y si decides utilizarla como parte de tu outfit urbano tengo algo que decirte: Amiga NOT.

via GIPHY

Si en tu búsqueda por la comodidad, optaste por la calza para evitar ese rollito porque el pantalón aprieta mucho, te cuento que el jeans a la cintura lo resuelve súper bien.

¿Eres de las que viste calzas para ir a trabajar?, te cuento qué pasa cuando las usas:

  • Te ves poco preocupada al vestir sport en tu trabajo, a menos que seas personal trainer o hagas gimnasia de pausa en oficinas, si es así no te sientas mal, está bien la calza para ti.
  • Con la calza se nota la celulitis, si no tienes, ¡qué bueno! Pero aún así not.
  • Algunas de calidad media o baja, se traslucen, y si las usas con algo cortito arriba, todos nos enteraremos del color de tu ropa interior.
  • Si o sí, se marca el calzón, tanga, pantaleta, colalés o lo que uses, y eso no es sexy, es feíto.

via GIPHY

Tal vez estás pensando que soy una hater, pero te preguntaré algo: ¿irías con tacones de aguja a caminar por la arena en la playa? ¿Irias a trotar con botas? No esperes un dress code, tú sabes qué hacer 😉

Leave a reply